VACUNA DEL PAPILOMA HUMANO Y CANCER DE CUELLO UTERINO




VACUNA DEL PAPILOMA HUMANO Y CANCER DE CUELLO UTERINO.

Cien años después en que se demostró que las verrugas genitales eran provocadas por el virus del papiloma humano, se disponde ya de una vacuna preventiva eficaz frente a algunos tipos de este virus del papiloma humano.

VACUNA DEL PAPILOMA HUMANO

VACUNA DEL PAPILOMA HUMANO

El desarrollo de vacunas que prevengan el adquirir el virus del papiloma humano, representa uno de los avances más importantes en la prevención primaria del cáncer de cuello uterino. La vacuna frente al virus del papiloma humano es la segunda, después de la vacuna contra la hepatitis B, que se incorpora al grupo de vacunaciones para la prevención de un tipo de cáncer. Además esta vacuna del papiloma humano es la tercera, junto con la de la hepatitis B y A, que previene una enfermedad de trasmisión sexual, en este caso la más común en el mundo.

Actualmente se están investigando también la vacuna que pueda tratar el virus del papiloma humano y no solo vacunas que prevengan su infección en el cuerpo humano.

El desarrollo de vacunas profilácticas frente al virus del papiloma humano se inició en 1993, después de más de 10 años de estudios e investigaciones de este tipo de virus. Se crearon vacunas que contenían partículas similares al virus, pero sin material genético en su interior. Lo grandioso de este descubrimiento es que al no contener estas partículas material genético no pueden causar una infección en la persona y por lo tanto, no tienen capacidad de desarrollar cáncer. Solo despiertan una respuesta de defensas (anticuerpos) que reaccionan al contacto con este virus protegiendo al cuerpo humano.

Actualmente se dispone de dos vacunas profilácticas frente al virus del papiloma humano.

1. Gardasil de Sanofi, autorizada por la Food and Drug Administration (FDA) y por la Agencia de Europea de Medicamentos y Productos Sanitarios (EMEA) y que ya está registrada en más de 76 países. Esta vacuna puede prevenir contra la adquisión de los virus del papiloma humano 6, 11, 16 y 18 y es conocida como la vacuna tetravalente, por los cuatro virus que puede prevenir.

2. Cervarix, de Glaxo SmithKline que es bivalente y protege contra los virus del papiloma humano 16 y 18.

Las dosis de estas vacunas son tres y están separados de intervalos de 2 meses y la apliación puede ser vía intramuscular y debe ser inyectado por personal autorizado.

La vacuna frente al virus del papiloma humano se deberá considerar como una inmunización de uso universal en la preadolescente, es decir, antes del inicio de la actividad sexual, y en las adolescentes y mujeres jóvenes.

En rango de edad objeto de vacunación puede variar de un país a otro, en relación con la edad media de inicio de las relaciones sexulaes y el número de parejas.




La estrategia adoptada por la Academia Americana de Pediatría y por el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) es la vacunación sistemástica de las niñas a los 11-12 años con recuperación del grupo de adolescentes de 13-18 años. Además, el ACIP también la recomienda en las mujeres adultas hasta los 26 años, límite de edad autorizado por ficha técnica de la vacuna. El embarazo constituye una contraindicación para la vacunación del papiloma humano, ya que no se dispone, por el momento de datos de seguridad en gestantes.

Es importante que toda mujer que desee la vacuna del papiloma humano para prevenir infectarse contra determinados virus y de esta forma evitar también el desarrollo de cáncer de cuello uterino, consultar con un médico Ginecólogo y de está forma obtener el mayor beneficio para la salud del cuerpo.

DR. EDSON CANO.
GINECOLOGO OBSTETRA.
www.edsoncano.com
http://edsongcano.blogspot.com

Leave A Response