ESTA SEMANA VOY A NACER

ESTA SEMANA VOY A NACER




Esta semana voy a nacer…ya casi cumplo nueve meses en el vientre de mi madre, protegido y alimentado por ella.

Mucho tiempo atrás, yo ya existía, en el corazón de papá y mamá: desde que ellos comprendieron que se amaban tanto que necesitaban perpetuar su amor en una criatura nueva donde se vieran reflejados y confundidos en un mismo ser.

Si, yo comencé a existir desde entonces. Pensaban en mí mientras unían sus gustos en el arreglo de la casa y cuando se miraban a los ojos sonreían porque estaban convencidos de que su amor no iba a ser estéril.

Desde entonces comenzó también mi educación, porque ellos se educaban para comunicarse su armonía y su fuerza el día que me llamaran a la vida.

Fue un momento maravilloso. Ellos me deseaban y mamá ofreció su seno para que se unieran dos células y empezara la existencia física de esa criatura que soy yo.

Ahora soy grande: mido 50 centímetros y mi peso es de casi cinco libras. Pero en el instante en que fui concebido, era tan pequeño que nadie hubiera notado a simple vista, mi presencia.

Tres meses después, ya sabía moverme con venacidad, aunque mi madre todavía no alcanzaba a reconocer mis movimientos, pues yo seguía siendo tan chiquito que pesaba apenas 30 gramos.

Ella no sentía mis movimientos pero estaba segura de mi presencia, porque el médico se lo había confirmado.

¡Cómo se alegraron mis papás cuando supieron que yo estaba en camino! Desde aquel instante, han vivido en espera de mí, uniendo sus esfuerzos y sus anhelos para protegerme y preparar un ambiente feliz. Esto me da la certeza de que también después de mi nacimiento seguirán amándose y cooperando a mi cooperación.




Se que le he causado a mi madre muchas molestias, y también instantes de agudo dolor. Le agradezco que haya aceptado con amor esos sufrimientos. Y estoy contento porque mi padre no ha sido ajeno a esos afanes.

Nunca como en este tiempo se ha mostrado tan comprensivo y gentil con ella.

El rinconcito donde vivo es caliente y suave pero yo he crecido de tal manera que ya no me basta el espacio donde me encuentro. Comprendo que está llegando el momento de salir del mundo.

He sentido miedo lo confieso, no me resulta fácil enfrentarme a la vida independiente, respirar por mi y renunciar a la cálida protección del vientre materno.

No obstante, estoy seguro de que más padres sabrán asistirme cuando se vuelva indispensable y que abandone mi pequeño paraíso terreno. Me estoy preparando para ello, y mis papás colaboran intensamente….

Sobre todo ella… mi madre. Le pido perdón por los sufrimientos que todavía he de causarle y le ofrezco al cambio la alegría de todo mi ser, tangible y vivo.

Voy a nacer esta semana.

Papá, mamá, fracias por haberme esperado.

AUTOR: ANONIMO

DR. EDSON CANO.
GINECOLOGO OBSTETRA.
www.edsoncano.com
http://edsongcano.blogspot.com

Leave A Response