EL PARCHE ANTICONCEPTIVO

Los parches anticonceptivos transdérmicos están siendo atractivos para muchas mujeres descontentas con otros métodos anticonceptivos.




El Parche Anticonceptivo.

El parche anticonceptivo transdérmico conocido como ORTHO EVRA está compuesto de etinilestradiol (750 microgramos) y norelgestromina (6 miligramos), los cuáles son liberados diariamente en dosis ya establecidas. El tamaño del parche es de 4.5 x 4.5 cms y se puede aplicar en regiones como:

– Regiones discretas en la parte inferior del abdomen.

– La superficie externa del brazo.

– Los glúteos.

– La porción superior del torso (salvo en las mamas).

El parche anticonceptivo transdérmico se aplica una vez a la semana durante tres semanas, el mismo día de la semana, pero no en el mismo sitio; después se deja una semana de descanso. Es importante crearse el hábito de colocárselo el mismo día e idealmente en un horario similar al de la aplicación del primero. Sino se empieza la colocación del primer día de la regla, se recomienda usar protección adicional los primeros 7 días después de su colocación. El lugar de aplicación se elegirá con cuidado para evitar el contracto con ropas ajustadas; es necesario ejercer presión durante al menos 10 segundos y asegurarse de que los bordes están adheridos. La piel debe estar limpia y seca, sin irritaciones ni cremas ni lociones. Los parches se conservan en su bolsa protectora a temperatura ambiente. Para retirar el parche anticonceptivo se eliminan con una pequeña cantidad de aceite de bebe o de quita esmaltes sin acetona los restos del adhesivo.

Si la paciente no quiere ver su menstruación puede optar por utilizar el parche anticonceptivo de forma continuada y así evitar hemorragia por privación.

Alrededor del 5% de los parches se desprenden, la mitad de las veces en el ciclo I, cuando la paciente no tiene experiencia. Si el parche anticonceptivo se afloja o ha estado despegado total o parcialmente menos de 24 horas, podrá volver a aplicarse el mismo parche o sustituirlo por uno nuevo  y se seguirá cambiando el mismo día. Si el parche ha estado despegado más de 24 horas, se aplica uno nuevo comenzando un nuevo ciclo y un nuevo día de cambio y se recomienda utilizar anticonceptivos de respado los siguientes 7 días. Si se retrasa el nuevo ciclo, deberá volver a empezarse con el respaldo habitual durante 7 días. Un retraso en el ciclo de parches que no supere los 2 días no comprta ningún riesgo y no cambia el ciclo, pero un retraso de más de 2 días exige el comienzo de un nuevo ciclo y un nuevo día de cambio, además del uso de anticonceptivos de respaldo.

Se ha constatado que actividades como el ejercicio, el baño, la natación o el uso de sauna o de baños calientes NO HACEN QUE SE DESPRENDA EL PARCHE ANTICONCEPTIVO NI ALTERAN LAS CONCENTRACIONES SANGUINEAS DE LAS HORMONAS.

Los parches anticonceptivos transdérmicos producen el mismo espectro de efectos que los anticonceptivos orales y por lo tanto, las indicaciones, efectos secundarios, contraindicaciones y efectos beneficiosos se pueden incluir con este método anticonceptivo.




Recordar que la falta de cumplimiento es uno de los factores que más contribuye a la tasa de fracaso típica de los anticonceptivos orales y por lo mismo, el parche anticonceptivo transdérmico de ser una vez a la semana es más sencilla y menos propensa a retrasos y omisiones. Menos del 2% de las mujeres suspende el parche anticonceptivo por reacciones alérgicas en el lugar de la aplicación por lo que es un método muy cómodo.

Para finalizar es bueno que siempre se asesoren con su médico trante para tener el mejor provecho del método.

DR. EDSON CANO.

GINECOLOGO OBSTETRA.

www.edsoncano.com

Leave A Response