Consejos de seguridad para adaptar tu casa ante la llegada del bebé.

Consejos de seguridad para adaptar tu casa ante la llegada del bebé.




Esta entrada es cortesía de un sitio web destinado a publicar artículos de interés en general llamado Guategangas.com y me pareció interesante para todas aquéllas parejas que están esperando con ansias la llegada de su bebé.

La llegada de un bebé supone un cambio radical en el estilo de vida de una pareja o una familia. El nuevo miembro familiar conlleva una responsabilidad primordial para los padres y por ello lograr un entorno adecuado para el bebé es una de las tareas fundamentales de los futuros padres.

Los preparativos para la llegada de un bebé se componen de la compra de los muebles, ropitas y accesorios, pero también es fundamental cuidar el aspecto de la seguridad. Crear un entorno seguro para el bebé es uno de los preparativos fundamentales. Tanto si buscas una casa de alquiler o decides seguir en tu casa actual, es necesario que adaptes la decoración para que el bebé esté fuera de peligro. Si quieres descubrir más sobre cómo crear un hogar seguro para tu hijo descubre estos simples consejos:

El primer paso es evitar que la decoración de la casa sea particularmente peligrosa para el niño.

Protege las esquinas de los muebles puntiagudos, elimina cuadros y objetos decorativos cercanos a la cuna, y protege los enchufes al iniciar la etapa de gateo.

Es fundamental decidir dónde dormirá el bebé en sus primeros meses.

La mejor opción es mantenerlo en la misma habitación en la que duermes, pero si no cabe la cuna puedes optar por la habitación continua. Poder oír el llanto del bebé en la noche será fundamental para los cuidados y os mantendrá tranquilos mientras descansáis.

Compra un cochecito seguro y que acompañe a tu hijo en todas sus etapas.

Es necesario que el coche tenga un diseño ergonómico y los cinturones sean cómodos y seguros. Si el precio está fuera de presupuesto, puedes optar por cochecitos de segunda mano entre parientes o encontrar ofertas en los clasificados.

Es fundamental comprar una cuna segura junto a un colchón adecuado.

Los barrotes de la camita del bebé no deben estar separados por más de seis centímetros para evitar que el bebé introduzca la cabeza entre ellos. El colchón, a su vez, debe encajar perfectamente, sin dejar hueco, para que la cabeza del bebé siempre esté apoyada correctamente.




Crea una lista con los números de emergencias

que puedes necesitar en caso de sufrir un incidente. Con los niños nunca se sabe, y tener todo bajo control te ayudará a sentiros más seguros en las primeras semanas.

Limpia la casa con productos desinfectantes.

En las primeras etapas del bebé cualquier cúmulo de polvo o suciedad puede ser un foco de infección. Cuando aprenden a gatear es aún mayor este peligro.

Leave A Response