BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 30, 40, 50 Y 60 AÑOS.

COMO INTERPRETAR ULTRASONIDO

BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 30, 40, 50 Y 60 AÑOS.




BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 30 AÑOS.

Una vez pasada la barrera de los 30 años, se producen cambios en el estilo de vida y en el cuerpo. Generalmente, es una etapa de pleno desarrollo laboral, lo que lleva al sedentarismo. En el caso de las mujeres, también es un factor importante de cambio de hábito el nacimiento de los hijos.

Es por ello que, a partir de entonces, deben considerarse algunos aspectos para lograr bajar de peso después de los 30, 40, 50 y 60 años. Deben tenerse en cuenta la nutrición, la actividad física, el sistema inmune, así como los huesos y la piel a medida que pasan los años.

La mujer además debe planificar su vida después de la menopausia. Recuerde que después de los 30 años, la situación es diferente y lo que se gana en peso es muy difícil de perder. Para que de los resultados que desea, la dieta debe restringir al máximo las grasas y los aceites, pero aumentar el calcio, fibra y líquidos.

En esta etapa es importante reforzar la prevención y garantizar un futuro saludable. Es necesario comenzar a seleccionar mejor los alimentos, dejando atrás “hábitos” que muchos jóvenes se permiten, como la comida chatarra o el consumo de gaseosas. Debe incluir frutas y verduras, que son fuente de vitaminas y fibras. La carne roja magra no es menos importante, ya que se trata de una excelente fuente de hierro, indispensable para las mujeres que tienen su período menstrual y que generalmente sufren de una leve anemia. La buena alimentación también juega un papel fundamental en el estado de la piel.

Si bien en esta etapa la estructura ósea se encuentra en buenas condiciones, es importante que las mujeres puedan prevenir la osteoporosis que podría aparecer durante la menopausia. La clave es fortalecer los huesos al máximo en esta etapa para evitar inconvenientes después de los 40 años. Para ello, debe incrementar el consumo de calcio, y practicar ejercicio físico, como natación, ciclismo, aeróbicos, trote y caminatas.

Si hace actividad física y sin embargo se mantiene o aumenta de peso, es posible que haya aumentado la masa muscular y eliminado grasas, pero sin alterar la forma de su cuerpo en forma negativa. Antes de pesarse, observe los cambios de su cuerpo mirando cómo le queda la ropa.

BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 40 AÑOS.

En esta etapa debe cuidar y mantener el peso. Pero es una etapa en que los cambios pueden generar estrés, que ataca el organismo y provoca más desequilibrios. Por eso es fundamental controlar el estrés a través de alguna actividad que le permita alcanzar relax y equilibrio interior.

Es necesario hacer un recorte diario de calorías, de entre 20 y 30 por ciento, o aumentar la actividad física. Estas medidas le permitirán bajar o mantener su línea. Sin embargo, no debe bajar la calidad de la alimentación para no aumentar de peso o perjudicar su salud.

Asimismo, la producción de colágeno y elastina disminuye en esta etapa, lo que afecta la elasticidad de la piel. Es recomendable incorporar vitaminas del grupo B (B2 y B5) y zinc –levadura de cerveza es excelente– para prevenir las arrugas y la pérdida de luminosidad de la piel.

BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 50 AÑOS.




La etapa de la menopausia es, para la mujer, tal vez la época de mayores cambios. Esta etapa supone cambios en los niveles de estrógenos, que al principio varían para luego disminuir bruscamente. Estas variaciones hormonales derivan en una redistribución de la grasa, ya que no se acumula en las caderas y glúteos, sino que se ubica también en la zona de abdomen y espalda baja. Esto provoca grandes cambios en la figura de la mujer, ocasionando malestar.

Esta es entonces una muy buena razón para disminuir el consumo calórico y aumentar la actividad física. Pero cuidado: si nunca hizo ejercicio físico, no puede pretender transformarse en una atleta de un día para el otro. Mejor comenzar la actividad física suave, para ir incrementando la intensidad. Siempre es recomendable acudir a un gimnasio donde tendrá los consejos para realizar la actividad física adecuada. Las caminatas, natación, bicicleta, cinta mecánica son ideales para esta etapa pues ayuda a la salud cardiovascular y también impide que los músculos dejen lentamente lugar a la grasa.

Son también necesarios, tanto para hombres como mujeres, la incorporación en esta etapa de suplementos antioxidantes, pues son una herramienta infalible contra los radicales libres que oxidan las células. Además, debe diariamente incorporar vitamina C (cítricos, tomate), E (frutos secos, avena, cereales integrales) y selenio (mariscos, carne).

BAJAR DE PESO DESPUES DE LOS 60 AÑOS.

En esta etapa, estar activos física y mentalmente es lo mejor, por lo que le sedentarismo debe descartarse completamente. Al igual que la década anterior, después de los 60 años son por demás recomendable las caminatas, la natación, la bicicleta y cinta mecánica son ideales para ayudar a la salud cardiovascular e impedir que los músculos dejen lentamente lugar a la grasa.

El corazón también se protege incluyendo en la dieta alimentos ricos en grasas Omega 3, presente en los pescados azules (caballa, arenque, sardinas, salmón) y Omega 6, que se encuentran en el aceite de lino y semillas de girasol.

Hay que cuidar mucho también el sistema inmunológico. Esto se logra fundamentalmente con una dieta equilibrada. También los puede reforzar con suplementos de vitaminas y minerales que incluyan magnesio (cereales integrales, acelga, frutos secos, langostinos), zinc, selenio y vitaminas A, C y E.

DR. EDSON CANO.
GINECOLOGO OBSTETRA.
http://edsoncano.com
http://edsongcano.blogspot.com
https://twitter.com/edsongcano

Leave A Response